Home | Contacto | Noticias

Espectáculos

FotografíasMaster PrintOtras Colaboraciones

Colaboraciones

Quadri di Esposizione

Representación que fotografió Giuliana Traversa tras la investigación que hace Copello en su búsqueda por continuar expresando a través de su cuerpo:
“A la versión electrónica de la música de Mussorgsky, creada por el japonés Isao Tomita, le encuentro grandes potenciales para transformar los “cuadros” en pantomima. Cada episodio tiene un argumento cautivante y los personajes son universales. Entonces me dedico a estudiar y buscar en Conservatorio de Música de Milán, material pertinente. En la biblioteca encontré mucha información relacionada con cuadros–escenas que forman la pieza para piano, como diseño de vestuario, dibujos de un artista iluminado, además de muchos textos sobre las obras de Mussorgsky, compositor musical de largas óperas, como el “Boris Godunov”. Frente al espejo del estudio de danza de Leona, comienzo a crear los diversos personajes de los cuadros de Mussorgsky en pantomima.
“Fue sin duda un desafío, después de años de vanguardia, de Stockhausen y Cage, usar las piezas clásicas del folclor ruso según Mussorgsky. Me facilita este drástico cambio el haber interpretado al autor a través de la versión moderna de un contemporáneo, Isao Tomita, y sus arreglos electrónicos basados en ilusiones dramáticas, narrativa y representación.
“En la primavera de 1980, la fotógrafa genovesa Giuliana Traverso me propone un diálogo intenso entre su ojo fotográfico y mis capacidades expresivas, representando los diversos cuadros de Mussorgsky. Cada fotograma describe los momentos más vehemente de este encuentro y desencuentro.
“El periodista Ugo Pace escribe un artículo en el Paese Sera de Roma al respecto: “El Mimo, de excepcional calidad profesional, conoce exactamente la pose que debe asumir, su constante preparación le permiten, mediante el sabio dominio de su cuerpo, transformarlo en un cuadro-foto” (extracto). De nuestro primer encuentro profesional con la Traverso resultan una serie de imágenes altamente dramáticas que Giuliana apoda “Los monstruos”, por su potente impacto en el espectador.
“El crítico de la revista Panorama, Luiggi Carlucci las describe:”...el ojo de Giuliana Traverso sigue fascinado o más bien hipnotizado, cada instante del movimiento tenso, ambiguo y fugaz; el barroco acumularse de guiñapos; las viscosas pulsaciones de “serpiente emplumado”, sobre un fondo negro que exalta la plasticidad dramática de los gestos, la tensión de la máscara facial, materia que recuerda santos y demonios hechos de cartón piedra”. Con la Traverso sigo trabajando un largo tiempo”. Memorias.
Este misma performance la representó en las Clases de MIMO que realizó en Génova, en 1981.

Ver Galería | Volver

Francisco Copello 2009 © Todos los derechos reservados